Poesía a María Sma.

MIRIAM

María Virgen Madre

María d de Dios la Madre

Sin pecado concebida

Y al cielo por ángeles subida

 

Santa Virgen María

Madre siempre mía

Virgen pura y santa

En cuerpo y alma casta

 

A ti canta mi alma

Le canta agradecida

Al ver vuestra alma

De virtudes revestida

Todas las virtudes

En vos están

Y las debilidades

En mí están

Pero con tu ayuda podré vencer,

Al malo que me ataca sin ceder,

Pues mi alma quiere  perder,

Por verme en el infierno arder

No me podrá  llevar,

Pues en mi ayuda vendrás,

Y al cielo me conducirás,

A tu lado a morar.

 

Soberana y Reina mía,

Señora y Madre mía

Consuelo y protectora mía ,

Auxiliadora mía,

 

Dueña y Salvación mía

Ayuda y Fuerza mía,

Sostén y Paz mía

Te amo ¡Oh María!

 

Tu eres estrella del mar,

Madre de la humanidad,

Consuelas al que viene a llorar,

Perdón, ten piedad.

 

De todas las razas vienen

No haces distinción alguna

Diferentes pueblos  y naciones

Y las lenguas se unen en una

 

En los cinco continentes moras,

De todas las razas te adornas,

Tu piel de todos los colores se viste,

Y hasta las culturas todas asumiste.

 

Madre, tienes muchos nombres,

Llamados así advocaciones,

De Guadalupe y Ocotlán,

Del Carmen, de la Paz,

 

De la Esperanza, del Rocío,

Del Rayo, del Rosario,

De Lourdes, de Fátima,

Y la Divina Infancia

 

¡Ah! Los Dogmas también

María, Madre Virgen

Inmaculada Concepción

Y  también la Asunción

 

Madre Santísima, María,

A pesar de todos los títulos,

Delos ritos y subtítulos,

Serás siempre la Virgen María.

 

La Madre del Verdadero Dios,

De los hombres, la protección;

De los ángeles, la  admiración,

De la Trinidad la recreación.

 

Ayúdanos a mirar tu Fiat,

Prolongando hasta la cruz,

Ayúdanos siempre a llevar,

En el corazón a Jesús.

 

Y en la hora de la agonía,

Ven en nuestro auxilio Señora,

Ven en esa  última hora,

Ven Oh Madre, ven María

 

En esa hora Tú estés

Con Jesús y Sn.José,

Y en el cielo con los tres,

A la Trinidad adoraré.

 

Natalia de la Madre de Dios ocd

Catedra  de Sn.Pedro 22 Feb. 2009

 

 

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *